sábado, 22 de octubre de 2016

Ludwig van Beethoven - WoO 27:1 - Duo no 1 in C major for clarinet & Bassoon

Francisco José Gil Ortiz, escribe en http://www.sinfoniavirtual.com, un magnífico artículo titulado LA MÚSICA DE CÁMARA PARA CLARINETE Y CELLO.
Del mencionado artículo extraigo un párrafo dedicado a los dúos para clarinete y Fagot, que compuso Beethoven. Al final del párrafo os dejo un enlace para que leáis el artículo completo si os apetece; creo que no deberíais dejar de leerlo, por que es muy interesante y mucho más pedagógico.
Podremos escuchar en entradas posteriores los tres dúos de Beethoven con los instrumentos para los que fueron escritos, y posteriormente, interpretados por Georgina Sánchez,Violonchelo y el autor del artículo F.J.Gil Ortíz,Clarinete, la versión Violonchello-Clarinete. .

 Hay que esperar hasta el siglo XX para que los compositores se sientan atraídos por esta formación, pero antes hemos de reparar sobre la obra de Beethoven a la que aludía unas líneas más arriba, son sus 3 dúos para clarinete y fagot, WoO. 27, escritos en su juventud, con un estilo claramente clásico. Tradicionalmente, son interpretados sustituyendo la parte de fagot por el violoncello.
El fagot llega como nota más grave al si¨ -1, esto es, un tono más grave que el violoncello, con lo que es absolutamente posible el hacer este papel con el instrumento de cuerda, además en ninguno de los dúos se llega a esa nota, con lo que no es necesario realizar ninguna modificación. El efecto que se puede llegar a producir con el cello, es el de dulcificación, me refiero a ataques de las notas y a matices, pues la melosidad del canto del violoncello es difícilmente superable por cualquier otro instrumento, además la sensación de corpulencia que puede llegar a conseguirse con la amplificación del sonido de la caja de resonancia del cello siempre será mayor que con el fagot. Nada hay que cambiar si  se interpreta con el cello; sin embargo, se puede ir más allá y aprovechar las posibilidades que este instrumento nos puede dar: se puede cambiar el color del sonido en función del carácter de la música, así por ejemplo, un sonido sul tasto, será muy apropiado para las frases cantábiles de cello en el segundo tiempo (Larghetto sostenuto) del Dúo nº 1, y no quiero decir que esto no se pueda lograr con el fagot, sino que el cambio de color quizás es más evidente y más sencillo con el cello.
 Hay otro caso particular en el que el cello supera con creces al fagot: se trata del Dúo nº 3, en el segundo tiempo (Tema con variaciones)7 , concretamente la Variación II, en ella el clarinete empieza a florear el tema con tresillos de semicorchea, y el fagot acompaña con corcheas y silencios, si en lugar de tocar con arco el cello, se hace con pizzicato, el efecto es realmente asombroso, la sensación de “aire fresco” da una nueva dimensión a la concepción del movimiento, dotándolo de un dinamismo impulsado por este notable cambio tímbrico. Otros recursos como las dobles o triples cuerdas pueden ser usados, por ejemplo, en los acordes finales de las diferentes secciones o movimientos, algo bastante típico en la escritura orquestal de esta época, rellenando así acordes, algo imposible de hacer con un fagot.
Y no creo que modificaciones de este tipo no sean correctas, quizás el propio Beethoven, si hubiese destinado su música al cello habría utilizado estos recursos tan propios del instrumento y que, sin duda, la hacen más atractiva. Estos dúos han sido el origen de nuestra formación, el dúo Santor-Gilort, formado por Georgina Sánchez (violoncello) y quien suscribe estas líneas, Francisco José Gil (clarinete). De época similar son los 6 dúos para clarinete y cello o fagot, op. 21 de François Devienne pero menos interpretados que los de Beethoven. Existe también un pequeño dúo de juventud del compositor ruso Alexandr Glazunov, prácticamente desconocido, y una curiosa pieza llamada “La mariposa” (Der schmetterling) de un compositor danés poco afamado, J. P. E. Hartmann (1805-1900).

Clicando en el siguiente ENLACE podéis leer el artículo completo.
Feliz día

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se puede escribir cualquier comentario,con total libertad, sólo no se publicarán los que contengan palabras obscenas, insultos, etc.Espero que os animéis a dar "vida" al blog con esta nueva configuración, que hará el blog más dinámico y ameno.
Gracias.