miércoles, 22 de junio de 2016

Miklos Rozsa/ Sonatina for Clarinet/Larry Combs,clarinete

Una sonatina la de Miklos Rozsa, verdaderamente bien construída; muy clarinetística,en la que se encuentran la mayoría de las dificultades a vencer por todo buen clarinetista.De todas las interpretaciones que he escuchado he elegido esta, por que Larry Combs,es un gran clarinetista y porque la versión de la Sonatina, me parece, la mejor de todas las escuchadas. Espero que os guste y os animéis a estudiarla, porque a los dos días de tenerla en el atril, te engancha de tal forma que todos los días quieres tocarla o estudiar alguno de sus pasajes, que por cierto no son nada fáciles. Os deseo un feliz día a todas/os
                                                                                 Larry Combs,Biografía
Nacido en 1939 South Charleston, Kanawha Uno de los clarinetistas orquestales más importantes del mundo, Larry Combs también ha estado activo en la música de cámara y en la escena de jazz de Chicago. Comenzó a tocar el clarinete en Charleston a la edad de 10 y, en el momento en que tenía 13 años tenían una técnica lo suficientemente fuerte y la reputación que se le pidió regularmente por la Sinfónica de Charleston a jugar con ellos cuando se necesitaba un clarinete adicional y, a la edad 16 años, fue clarinetista principal de la orquesta. Mientras que en la escuela secundaria su quinteto de clarinete entró en la televisión nacional "Ted Mack Amateur Hour original." El grupo colocó en segundo lugar en la serie, después de un bailarín de tap con una sola pierna. Durante el verano, asistió al campo de la música nacional en Interlochen, MI, donde trabajó con músicos profesionales y los músicos con más talento de todo el país en su categoría de edad. En 1957, ingresó en la Escuela de Música Eastman en Rochester, Nueva York, donde fue alumno de Stanley Hasty, un profesor que lleva clarinete. Después de graduarse de Eastman, peines se unió a la Filarmónica de Nueva Orleans, como tercer operador Clarinete / bajo. Este trabajo fue interrumpida cuando fue reclutado en el ejército. Después del entrenamiento básico fue enviado a West Point y se asigna a ser un miembro de los Estados Unidos Banda de la Academia Militar. Esto le permitió viajar a la ciudad de Nueva York para los estudios con el clarinetista Leon Russianoff continua. La Filarmónica de Nueva Orleans le dio la bienvenida de vuelta después de su alistamiento, esta vez como clarinetista principal de la orquesta. 
 Biografía de Miklós Rózsa 
Miklós Rózsa fue un famoso y reputado compositor musical que puso banda sonora a grandes películas de la historia del cine, casi siempre, de corte histórico. Especialista en música sinfónica, fue nominado al premio Oscar hasta en 16 ocasiones. Aún así solo se llevó este galardón a casa tres veces. La primera en el año 1945, por ‘Recuerda’; la segunda en 1947 por ‘Doble vida’ y la última en 1959 por ‘Ben-Hur’. Siendo niño estudió música en su Hungría natal. Pronto destacó tanto por sus composiciones como por su habilidad en los conciertos, y más tras formarse en el Conservatorio de Leipzig, donde amplió sus estudios en la materia. Allí coincidió con grandes nombres de la música húngara, aunque una persona influiría en su devenir especialmente: el compositor Marcel Dupré, quien le aconsejó que se marchara a vivir a París, donde tendría más oportunidades. No se equivocaba. Miklós Rózsa le hizo caso y en 1932 aterrizó en la capital francesa. Allí en dos años trabaría contacto con la música para el cine, a través de su gran amigo Arthur Honegger. Picado por el gusanillo de esta rama artística, decidió, eso sí, volver a mudarse, aunque en esta ocasión a Londres, con la intención de estar más en contacto con la industria cinematográfica. Otro amigo, Alexander Korda, le propuso, ya estando allí, un reto: viajar junto a Hollywood para crear la música de la película ‘El ladrón de Bagdad’. Tras esta experiencia con esta película que se estrenó en 1940 y que supuso su primera nominación a los premios de la Academia de Cine Americana, jamás cambió de residencia. California es el hogar por el resto de sus días. Allí compuso tantas y tantas piezas para más de cien películas como las siguientes: ‘Lidia’, ‘Cuando muere el día’, ‘El libro de la Selva’, ‘Perdición’, ‘Una dama en el Oeste’, ‘Canción inolvidable’, ‘Días sin huella’, ‘Spellbound’, ‘The Killers’, ‘Doble Vida’, ‘Quo vadis’, ‘Ivanhoe’, ‘Julio César’, ‘Ben-Hur’ o ‘El Cid’, todas ellas nominadas, y algunas premiadas, en los grandes premios del cine. Otras de las cintas que contaron con sus composiciones postrománticas y melódicas fueron ‘El loco del pelo rojo’, ‘Todos los hermanos eran valientes’, ‘Los caballero del Rey Arturo’, ‘La costilla de Adán’ o ‘Sangre sobre el sol’, entre muchas otras. Su música muestra una gran influencia de compositores húngaros como Béla Bartók o Zoltán Kodály, como él, apasionados del estilo de orquesta wagneriano, de gran profundidad sonora. Otro de los más famosos compositores de música para cine del siglo pasado, John Williamos, fue su alumno más aventajado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se puede escribir cualquier comentario,con total libertad, sólo no se publicarán los que contengan palabras obscenas, insultos, etc.Espero que os animéis a dar "vida" al blog con esta nueva configuración, que hará el blog más dinámico y ameno.
Gracias.