jueves, 25 de febrero de 2016

Técnicas para memorizar una partitura


Para algunos músicos, estudiar y tocar de memoria forma parte de su técnica. Para otros, es todo un desafío, casi siempre debido a la falta de costumbre. Como todo, si quieres aprender, tienes que probar y fallar hasta que sea para ti algo tan sencillo como respirar
Existe muchos métodos para memorizar una partitura, se podría decir que casi tantos como músicos hay. Vamos a darte algunas guías y consejos:
Lee la partitura con detenimiento: Lo primero que debemos hacer, si se trata de una partitura nueva para nosotros, es leerla con los ojos, sin tocar. Intentamos imaginar la música en nuestra cabeza, reconocemos el tipo de pieza que es, autor, tonalidad, compás… etc.
Analiza la partitura: A la hora de memorizar, las estructuras son muy importantes. Incluso a los grandes solistas les ha pasado alguna vez: saltarse el desarrollo, tocar la exposición en la reexposición… Debemos tener muy claro desde el principio las partes que forman la pieza que vamos a tocar y el orden que siguen. Podemos ayudarnos con lápices de colores. Para memorizar, todos los sentidos cuentan, y cuantos más sentidos entren en juego, más fácilmente recordaremos la música. Es por eso que la vista puede ayudarnos tanto como el oído.
Fragmenta cada parte de la pieza: Una vez analizada, podemos dividir cada parte en frases. Cantar puede ayudarnos a reconocerlas.
Apártate del atril desde el principio: Si conoces la pieza que quieres memorizar, deja la partitura a un lado y toca sin ella. Comprobarás que no tienes tan mala memoria como parece. Los límites están en tu cabeza. Quizás te falte una estructura que recordar, o reforzar algunos puntos que no has memorizado con la práctica, pero te llevará menos tiempo del que piensas. Si no has tocado nunca la pieza, también es importante que desde el principio tomes la iniciativa de despegarte del atril. Lee una frase y trabájala sin partitura. Intenta ligarla con la siguiente y así.
Fíjate en lo que sientes: Como ya hemos dicho, a la hora de memorizar, cuanto más sentidos entren en juego mejor. A muchos músicos les cuesta memorizar porque no están pendientes de sentir el contacto de sus dedos con el instrumento, los labios con la boquilla, la manera en que los músculos se mueven para realizar cada movimiento, las respiraciones… Si piensas en todo ello, el sentido del tacto se sumará al oído y la vista a la hora de memorizar la pieza, y te hará el trabajo más fácil.
Imagina una historia ligada a la música que tocas: Formar una historia con principio nudo y desenlace te hará memorizar mejor la música. Es una técnica también para relajarte mientras tocas, para hacer que tu mente trabaje de manera diferente y cree nuevas conexiones ligadas a la pieza que tocas.
Utiliza palabras: Esta técnica es muy curiosa, sin embargo, no pocos la utilizan. Se trata de poner letra a la música. Te sorprenderá lo eficaz que esto puede ser.
Transcribe la partitura: Un buen método para memorizarla, aunque quizás aburrido o costoso, es transcribir toda la partitura a mano en un pentagrama.
Si te quedas en blanco: Es muy posible que te haya ocurrido esto en público, o que temas que te ocurra. Lo primero que debes saber es que es normal, y que le puede pasar a cualquiera. Para prevenir esto, puedes hacer un repaso mental de la partitura antes de entrar al escenario. También es muy importante que trabajes la concentración, que puede ser la causa de que te quedes en blanco. Una vez te ha pasado, debes intentar seguir sin miedo y sin desconcentrarte. Intenta cantar internamente la parte que crees que sigue o engánchate con cualquier otro fragmento que tengas claro. Para eso, previamente debes señalarte en la partitura momentos clave o puntos en los que sepas que, si la memoria te falla, sabrás engancharte fácilmente.
Utiliza el estudio mental, échale un ojo a este post.
Ventajas de tocar de memoria
Puedes centrarte mejor en la interpretación.
Tocas de manera más libre una vez que dominas la partitura.
Das una impresión de mayor compromiso al público o tribunal.
Obligas a tu mente a estar más despierta mientras estudias, lo cual hace que trabajes la concentración y el hace que el tiempo de estudio sea más efectivo.
Feliz día a todas/os


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se puede escribir cualquier comentario,con total libertad, sólo no se publicarán los que contengan palabras obscenas, insultos, etc.Espero que os animéis a dar "vida" al blog con esta nueva configuración, que hará el blog más dinámico y ameno.
Gracias.