viernes, 9 de septiembre de 2016

El clasicismo desconocido del clarinete. Conciertos para clarinete del periodo clásico. Luis Fernández Castelló. III Parte

Según se puede observar debido a lo disperso que se encuentran los trabajos de Casimir Anton Cartellieri (1772-1807) por toda Europa, ya sea en forma de manuscritos o en ediciones, podemos creer en la gran estima que los virtuosos de la época tenían por estas obras. Las obras aquí presentes (Concierto nº 1 para clarinete y orquesta en Sib M, Concierto nº 2 para clarinete y orquesta en Sib M, Concierto nº 3 para clarinete y orquesta en Mib M, Allegro aperto para clarinete y orquesta en Sib M, Doble Concierto para dos clarinetes y orquesta en Sib M y el Doble Concierto para clarinete, fagot y orquesta) han llegado hasta nuestros días en forma de copias. 
Los manuscritos han sido encontrados en diversos archivos austríacos y bohemios (principalmente en el Conservatorio de Praga), así como en colecciones privadas. Todas las piezas atienden a un perfecto conocimiento de los recursos expresivos y técnicos del clarinete, así como a un equilibrio perfecto entre el carácter y la fantasía, que las hace situarse, sino al mismo nivel, a un nivel cercano al de las grandes obras maestras (si no fuera porque han sido descubiertos hace relativamente poco tiempo). Además, es de especial interés mencionar que fueron escritas para Anton Stadler (y en el caso del doble concierto, para ambos hermanos, Anton y Johann), el amigo clarinetista de Mozart. 
Stadler fue también consejero de escritura clarinetística de Cartellieri, mientras este último era intérprete junto a Beethoven en Viena. Aún más, se ha llegado a pensar que ya que Stadler era intérprete de clarinete di bassetto podrían haber sido escritas para dicho instrumento y que más tarde se hubieran adaptado para el clarinete convencional, al igual que pasó con el KV 622 de Mozart. No obstante, esta hipótesis no tiene suficiente fuerza.  

 Se poseen dos partituras manuscritas de obras concertantes del flautista, violinista y compositor alemán Franz Seraph Cramer (1783-1835) pertenecientes a la Bayerische Staatsbibliothek de Alemania. Concretamente, las dos piezas son la Concertante para dos clarinetes y orquesta en Sol m y la Concertante para clarinete, corno di bassetto y orquesta en Mib M, la segunda de ellas fue compuesta hacia 1803 para una gira de conciertos de Heinrich Joseph Baermann y su hijo Carl. 

La tendencia de Franz Danzi (1763-1826) hacia el romanticismo se observa más claramente en sus sinfonie concertante y conciertos para instrumento solista que en ningún otro de los géneros que cultivó. Danzi escribió varias sinfonias concertantes para diferentes formaciones solísticas. La obra más importante en la que interviene el clarinete de forma solista es su Sinfonia Concertante para flauta, clarinete y orquesta en Sib M Op. 41. También escribió tres konzertstücke, la segunda de ellas sobre temas de La ci darem la mano del Don Giovanni mozartiano, así como un Concertino para clarinete, fagot y orquesta en Sib M Op. 47.

  

 François Devienne (1759-1803) fue uno de esos virtuosos músicos que desarrolló su carrera en París. A su vez, era un prolífíco compositor que escribía conciertos para su propio uso o para otros instrumentistas. De esta situación surgen numerosas sinfonie concertante para diversas formaciones solistas. Desconocemos el número exacto de sinfonie concertante en las que el clarinete interviene, pero la más destacada de todas es la Sinfonia Concertante para dos clarinetes y orquesta en Sib M Op. 25, datada hacia 1794 (aunque posiblemente estrenada en 1788) por Gerber y Fétis. Otras sinfonie concertante de Devienne son la Sinfonia Concertante nº 1 para clarinete, fagot y orquesta, la Sinfonia Concertante nº 2 para clarinete, fagot y orquesta y la Sinfonia Concertante para flauta, clarinete, fagot y orquesta (según Pamela Weston en su libro Clarinet Virtuosi of the past fue interpretada por Anton Stadler al clarinete, el flautista Probus y el fagotista Kautzner el 22 de diciembre de 1789 en Viena). Todas ellas hacen uso de una orquesta formada por dos oboes, dos trompas y cuerdas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se puede escribir cualquier comentario,con total libertad, sólo no se publicarán los que contengan palabras obscenas, insultos, etc.Espero que os animéis a dar "vida" al blog con esta nueva configuración, que hará el blog más dinámico y ameno.
Gracias.