viernes, 15 de enero de 2016

Quinteto para Piano, Oboe, Clarinete, Trompa y Fagot, en Mi ♭ mayor, Op. 16. Ludwig van Beethoven

Escrito a mediados de la década de 1790, cuando Beethoven aún trabajaba a la sombra de Mozart y Haydn, el Quinteto para Piano y Viento muestra la fuerte influencia de ambos compositores más maduros, al igual que los seis cuartetos de cuerda del Opus 18, que estaba componiendo en esa misma época. A pesar de todo, Beethoven ya estaba empezando a afirmar su propia personalidad aquí a través de un violento contraste ocasional en la dinámica. La escritura para los instrumentos de viento recuerda enormemente las serenatas para instrumentos de madera de viento de Mozart, pero el, a veces, ruidoso y siempre enérgico estilo del piano anticipa las últimas obras para teclado de Beethoven. Y a diferencia de Mozart, Beethoven ajusta el piano en oposición al bloque de instrumentos de viento.
 Él también hizo una versión sustituta para cuarteto de cuerda con el mismo número de opus, reemplazando los instrumentos de viento con violín, viola y violoncelo. El primer movimiento comienza con una introducción apacible, marcado "Grave"; es como una llamada de caza distante de los vientos respondida líricamente por el piano, entonces se acerca más y más (y más alto). El piano se hace cargo del material principal del movimiento, "Allegro ma non troppo", se pone en marcha. Comienza con una vieja melodía encantadora inmediatamente repetida por los instrumentos de viento y después utilizada como la base para un pasaje rápido de itinerario de teclado en el piano. Hay una melodía rústica tipo danza y finalmente, el teclado introduce un tercer tema, más plácido pero rítmicamente decisivo, pronto gritado por los vientos. Beethoven presenta estos temas mediante un desarrollo estándar de la forma sonata, pero cuando llega el momento de la recapitulación, el bromista Beethoven trae de nuevo los temas en la tonalidad "errónea", de acuerdo con la fórmula clásica. El segundo movimiento, "Andante cantabile", equilibra lirismo con el contrapunto. Es un rondó, con el tema principal sereno, cada vez más ornado en sus apariciones segunda y tercera. El primer episodio contrastante es un diálogo entre oboe y fagot, respondido por figuras canónicas de los otros vientos. El segundo episodio contrastante incluye un solo de trompa en tonalidad menor. El retorno final al tema principal, sin embargo, se vuelve florido, finalizando con pasajes tranquilos de escala en movimiento contrario. El final, "Allegro ma non troppo", es también un rondó, pero que desarrolla el material temático primario - otra melodía de caza, suavemente evocada primero por el piano - casi tan completamente como en un formato de sonata-allegro. El primer episodio contrastante es todo arpegios, primero en el piano y después en el viento, elementos que volverán durante el resto del movimiento. De hecho, la obra termina con una serie de arpegios rústicos alegres y llamadas de caza. ~  Titulo: Quinteto para Piano y Viento, Op. 16. 

Título alternativo: Quinteto para Piano, Oboe, Clarinete, Trompa y Fagot, Op. 
16. Instrumentación: Piano, Oboe, Clarinete, Trompa y Fagot. Compositor: Ludwig van Beethoven (1770-1827). 
Tonalidad: Mi bemol mayor. Fecha de composición: 1796 (1810 la reducción para cuarteto). 1ª Publicación: Tranquillo Mollo, Viena (1801). 
Dedicatoria: Príncipe Joseph Johann Nepomuk Schwarzenberg (1769-1833). 
 Movimientos: I. Grave -- Allegro, ma non troppo. 
II. Andante cantabile.
 III. Rondo. Allegro, ma non troppo
 Localización rápida de cada uno de los 3 movimientos y cambios de tempo de la obra:
 I. Grave: (00:32). Allegro, ma non troppo: (03:07). 
II Andante cantabile: (13:36). 
III. Rondó. Allegro, ma non troppo: (21:21). Adagio: (22:59). 
Tempo I.: (23:06)
 Intérpretes: James Levine, piano junto con los miembros del "Ensemble Wien-Berlin": Hansjörg Schellenberger, oboe Karl Leister, clarinete Günter Högner, trompa Milan Turković, fagot .-
 Un lujo el quinteto, el compositor, los intérpretes. Cómo es posible que no se nombren estas obras de arte, patrimonio inmaterial de la humanidad? No lo sé ni quiero pensarlo. 
Feliz día a todos/as

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se puede escribir cualquier comentario,con total libertad, sólo no se publicarán los que contengan palabras obscenas, insultos, etc.Espero que os animéis a dar "vida" al blog con esta nueva configuración, que hará el blog más dinámico y ameno.
Gracias.