miércoles, 18 de noviembre de 2015

Jesús Villa Rojo

Buscando clarinetistas españoles de la segunda mitad del siglo pasado, recordé que Jesús Villa Rojo, fue un clarinetista, destacado como instrumentista y sobre todo cómo compositor. Con Jesús Villa Rojo, comienza una nueva época para el clarinete.Sus obras, métodos, estudios, etc. empiezan a revolucionar la técnica del clarinete, con composiciones que innovan todas las escuchadas hasta la fecha, por lo menos en lo que a los autores españoles se refiere. Por los años, 70 de siglo pasado, me regalaron un vinilo de Jesús Villa Rojo. En aquella época residía yo en Pamplona, y la tienda de discos estaba en la Avenida Carlos III. La persona que me obsequió el disco, lo hizo junto a otros 10 aproximadamente. Me advirtió que si alguno no me gustaba, había dejado mi nombre en la tienda para que pudiera cambiarlo. Me quedé con todos excepto con el de Villa Rojo, que lo cambié. Era muy extraño escuchar aquella música en aquellos tiempos, que viviamos dentro de una cápsula, y no asimilábamos todavía la música que ya empezaba a tomar sonoridades nuevas, sonoridades contemporáneas. Es la primera vez que escuché un frulato, y me pareció un despropósito y casi un "pecado".La ignorancia es muy atrevida, pero es que lo escucharon varios compañeros y todos me dijeron que aquello era muy malo. Sirva la presente publicación para reivindicar a Jesús Villa Rojo, y al mismo tiempo, contado lo que antecede, sentir un poco de vuergüenza por la falta de de preparación y de sensibilidad para asimilar lo que ahora es tan normal. 
Jesús Villa Rojo, Semblanza.
Músico integral y de acentuada personalidad, la figura de Jesús Villa-Rojo se ha definido a través de unas inquietudes y de unos intereses artísticos que han tomado cuerpo en campos de acción diferentes. Así, en la creación compositiva, disciplina en la que ha firmado un catálogo que abarca cerca de centenar y medio de títulos encuadrados en casi todos los géneros –de los que un buen puñado se cita entre lo mejor que la música española ha dado en la segunda mitad del siglo XX y en lo que va del XXI–, y en el que ha logrado, sobre todo, cuajar una obra entendida como un corpus que responde a un pensamiento riguroso con capacidad de evolución y de profundización, ajeno por completo a influencias espurias. En la interpretación, dominio en el que ha destacado no sólo como instrumentista de élite, sino también como investigador y experimentador ahondando en terrenos inéditos relativos a los recursos técnicos y expresivos de su instrumento, el clarinete, que a la vez que ha fecundado su labor de creación, ha servido también de estímulo para el trabajo de un sinfín de colegas, cuyas obras han tenido cobertura en numerosas ocasiones a través del Laboratorio de Interpretación Musical (LIM), agrupación que él mismo fundara en 1975 y desde entonces dirige. Villa-Rojo, escritor igualmente –amén de docente, organizador, divulgador, animador cultural...–, es autor de libros de extraordinaria importancia en los temas que estudian: El clarinete y sus posibilidades, Juegos gráfico-musicales, Notación y grafía musical en siglo XX. Pero ha escrito también un buen número de ensayos de dimensiones más reducidas, de textos y artículos diversos que a lo largo de su carrera profesional han ido apareciendo en diferentes publicaciones. En ellos, ejerciendo con pluma ágil la crítica literaria en muchos casos, a la vez que reflexiona sobre argumentos históricos, sobre contenidos sociológicos, o sobre los temas musicales de la índole más variada, acaba por trazar su propio retrato intelectual, y aunque sea de manera espigada, logra exponer su poética, su declaración de intenciones creativas casi a modo de manifiesto personal. Carlos Villasol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se puede escribir cualquier comentario,con total libertad, sólo no se publicarán los que contengan palabras obscenas, insultos, etc.Espero que os animéis a dar "vida" al blog con esta nueva configuración, que hará el blog más dinámico y ameno.
Gracias.