jueves, 30 de abril de 2015

Javier Olmeda/ CV.Su etapa en Escuela Superior de Música "Reina Sofia" Madrid

Si hace unos días, publiqué "Historias de una historia",con la descripción magnífica que nos hizo Borja, de su etapa como estudiante en Graz, (Austria), quería publicar la de un clarinetista que hubiera estudiado en España, en un centro de tanto prestigio como es el Reina Sofia. Conozco a Javier Olmeda, y a él me dirigí para pedirle que nos contara lo más interesante de sus estudios en el mencionado Centro. Afortunadamente la colaboración de Javier, como en su dia la de Borja,fue muy generosa. Me dijo que sí, y que en unos días tendría en mi correo el CV. y el relato.Así fue, y mi única misión es darle las gracias por su colaboración y publicar el contenido que me mandó:Por lo tanto muchas gracias Javier, y espero que los vídeos que he elegido para publicar sean de tu agrado.
CV.artístico. Javier Olmeda Noguera, clarinetista valenciano, se considera a sí mismo como un músico freelance adaptado a los nuevos tiempos, interesado en la difusión de la música escrita para clarinete, tanto en la música de cámara, como en la de solista. Sin descuidar la vertiente pedagógica e investigadora de la música, compagina su faceta como intérprete, profesor e investigador en el campo de la interpretación. En su actividad profesional colabora con la Orquesta Sinfónica de Madrid (OSM), Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (ORCAM), Banda Municipal de Barcelona, Orchestral Academy del Schleswig-Holstein Festival Orchestra, Orquesta del festival Sommer Oper Bamberg, JORCAM (Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid). Trabajando con directores como C. Eschenbach, Manfred Honeck, Mattias Pintcher, Andrés Orozco-Estrada, Tan Dun, Frühbeck de Burgos, Henry Adams, Salvador Brotons, etc... Aparece en diversas salas y festivales del panorama internacional y nacional, tales como el Salzburguer Festspiele, Scheleswig-Holstein Musik Festival, Mid Europe Festival, Spring Festival of Orchestral Music and Arts (Shangai, China), “Veranos de la Villa” (Madrid), Musik und Kongresshalle (Lübeck), Teatro Ribeiro Conceição (Lamego, Portugal), Auditorio Nacional, Auditori de Barcelona, Teatro Real de Madrid, Teatro Monumental, Palau de la Música de Valencia, Teatros del Canal (Madrid), Palau de la Música Catalana, Auditorio de Castellón, etc... Ofrece recitales fuera de España en el ACO-Thormannhalle (Rendsburg, Alemania), y en la residencia cultural "Villa Concordia" (Bamberg, Alemania). A nivel nacional hace conciertos en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional de Música, Fundación Juan March, Auditorio Sony, II Festival de Clarinete de L'Alcudia (Mallorca), Museo del Diario ABC, Sala de la Muralla de Valencia, Casino Antiguo (Castellón), Capilla de la Sapiencia (Valencia), Fundación Olivar del Castillejo (Madrid). Javier Olmeda Noguera (1987), natural de Valencia, realiza sus estudios musicales en los conservatorios de Valencia, Castellón y la Escuela Superior de Música Reina Sofía. En esta última recibirá clases y consejos del clarinetista internacional Michel Arrignon. Como alumno de la Escuela, forma parte de del Instituto Internacional de Música de Cámara de Madrid,bajo la tutela del Jefe del Departamento de Vientos, H. Schellenberger. También participa en masterclass de Sabine Meyer (Luzerne Festival Orchestra), Eduard Brunner, S. Dohr (Berliner Philarmoniker), Dag Jensen, Ferenc Rados. En el curso 2013-14 es becado por CulturArts para continuar su formación en Madrid, de la mano de Vicente Alberola, clarinetista de reconocido prestigio internacional. Mi etapa en Madrid Hace justo ahora 5 años, en Abril de 2010, me encontraba en la etapa final de mis estudios superiores, cursaba 4º curso de Grado Superior de Música en el Conservatorio Superior de Castellón. Por aquel entonces, mi profesor Santiago Pérez y yo, manteníamos conversaciones de por donde encaminaría mi futuro más cercano, después de 4 años de duro trabajo conmigo, empezamos a ver buenos resultados y fueron estos los que me convencieron de buscar un lugar donde seguir con mi formación como músico e intérprete. Barajaba diferentes opciones, con mucha ilusión y ganas de afrontar una nueva etapa, incluso no me daba miedo salir de España y probar suerte como tantos otros compañeros lo estaban haciendo o pretendían hacerlo. Yo buscaba dos cosas principalmente, primero perfeccionar mis habilidades como músico tanto en el campo de la música de cámara como en el de orquesta, dos ámbitos en los que veía que tenia carencias después de realizar el Grado Superior de música en España; y segundo, lugares con gran cultura musical, donde a la vez de poder estudiar pudiera tener opciones de desarrollar mis habilidades en el ámbito profesional en un futuro. Holanda, Inglaterra, Suiza, o Alemania eran las opciones que tenia en mente donde realizar audiciones a algún conservatorio o academia donde proseguir mi formación con un máster o postgrado. Los consejos de mi profesor eran dos, que me gustase el profesor de clarinete del centro, y como segundo consejo que fuera, si es posible, una capital o ciudad grande, donde hubiera gran oferta de conciertos, orquestas, salas, etc... En ese tiempo, aunque ya había oído hablar de ella, pero no tenia muchos conocimientos sobre que era y como funcionaba exactamente, me informé de la Escuela Superior de Música "Reina Sofia" en Madrid. La Escuela, como todos la llamamos, es un centro privado, de alto rendimiento, en el que se perfecciona a un altísimo nivel la interpretación musical. Profesores de gran prestigio internacional y nacional forman su claustro de profesores. Oferta estudios en diferentes especialidades, enfocadas a todos los instrumentos que forman la orquesta clásica (Viento Madera, Trompa, Cuerda, Canto y Piano). Aparte del instrumento principal tienes una formación complementaria con materias como Análisis, Hª de la música, Ed. Auditiva, Piano, etc...y otros dos pilares muy fuertes, como son las diferentes formaciones orquestales que forman los alumnos (Orquesta Sinfónica, Orquesta de Cámara y Sinfonietta) y el Instituto Internacional de Música de Cámara. Todo ello situado en un marco incomparable, el Madrid de los Austria, la zona centro de la capital de España, a un paso de lugares culturalmente tan emblemáticos como el Teatro Real, Teatro Monumental, Teatro de la Zarzuela, o el Auditorio Nacional, donde poder escuchar orquestas como la ONE, OCRTVE, Orquesta Sinfónica de Madrid, ORCAM y todo tipo de orquestas, grupos de cámara y solistas de talla internacional y nacional que pasaban por allí en sus diferentes giras de conciertos. Poco más que decir, rápidamente que me informe de todo esto, apunte en mi calendario de audiciones a realizar la fecha y los plazos de inscripción, y aun sabiendo que seria difícil allí fui, ese Abril de 2010. Pedían un repertorio exigente, el concierto de Mozart, la Rapsodia de Debussy, la Sonata de Denisow y las Tres piezas de Stravinsky. Lo preparé con gran esfuerzo y constancia durante los dos meses previos, y fui a hacer las pruebas. Con tanta suerte que fui admitido. Después de pensarlo detenidamente, decidí que seria la opción que más me convenía en aquel momento, y no me defraudó. Mi paso por la escuela, fue por dos cursos, desde Septiembre de 2010 a Junio de 2012. Entré a formar parte como alumno de la Cátedra de Clarinete, cuyo profesor titular es el clarinetista francés Michel Arrignon, y su profesor asistente Enrique Pérez Piquer. Dos grandes músicos, excelentes pedagogos y mejores personas. Personalmente tengo que agradecerles mucho a ellos dos, por su gran influencia en mi forma de tocar el clarinete e interpretar la música, especialmente a Enrique. Trabajé duro con el, era exigente, pero su cercanía y su gran experiencia como solista y primer atril de la Orquesta Nacional, influyeron mucho en mi. Mantengo una gran amistad con él y guardo un gran recuerdo de esta etapa con él. La actividad dentro de la escuela fue frenética, el primer curso todo mi tiempo fue absorbido por la actividad diaria de la escuela, clases de clarinete, de música de cámara, asignaturas teóricas, conciertos (dentro y fuera de la escuela), masterclass, ensayos, orquesta y demás actividades llenaban la agenda semanal continuamente. Apenas pude venir a Valencia unas cuantas veces a ver a mi familia en todo el curso. Fue duro, pero en el fondo es lo que quería y estaba cumpliendo mis expectativas. Pude recibir clase tanto de clarinete como de música de cámara de profesores como Eduard Brunner, K.Thunemman, H. Schellenberger, S. Dohr, S. Meyer o D. Jensen, y más profesores del más alto nivel. Hacia de dos a tres conciertos públicos mensuales, preparaba audiciones a festivales, jóvenes orquestas, y formaciones profesionales continuamente. El segundo curso, ya más asentado, viendo la situación con la perspectiva de un año de experiencia, lo disfrute más. Ya no iba tan ajetreado y los proyectos que hice, fueron de un alto nivel y gran exigencia. Especialmente recuerdo dos, un concierto dentro del ciclo de cámara del auditorio de la propia escuela, en el que tocaba el Quinteto para clarinete y cuerdas de W.A Mozart, en la primera parte, y el Octeto para clarinete, trompa, fagot y quinteto de cuerdas de Schubert. Un concierto importante para mi, por la exigencia del repertorio y la responsabilidad que tenía. El otro proyecto, fue un concierto en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional, donde hice un concierto para trío de clarinete, violín y piano, donde interpretamos la versión en trío de la Historia de un Soldado de Stravinsky, y la pieza Contrastes de Bela Bártok. Estaba cumpliendo mis expectativas, interpretar las obras principales del repertorio de música de cámara para clarinete, y ganar experiencia delante del público. También, es verdad, que después de pasar por ahí, hecho en falta que te orienten un poco hacia el ámbito profesional real en el cual nos vemos desembocados todos los jóvenes de mi generación. Deberían de tener un departamento de formación y orientación laboral, o algo por el estilo, donde los alumnos pudieran aprender a como preparar una audición de orquesta, las gestiones administrativas necesarias, como preparar un buen CV o aplicación a una vacante en una orquesta europea, como escribir cartas de motivación, realización de un portafolio de artista, saber configurar un recital atractivo para luego poder ofrecerlo a festivales y salas, etc...la verdad que todo este tipo de cosas uno no las tiene en cuenta mientras esta en esa etapa, pero son realmente útiles y de verdadera necesidad una vez quieres acceder al mundo profesional. Desde mi experiencia, la Escuela Reina Sofia, es una buena opción dentro de nuestro país donde poder realizar estudios de postgrado y complementar la formación que ofrecen los conservatorios superiores nacionales, particularmente lo que más me gusta es la continua exposición al público que tienes como alumno, realizando conciertos de diferente tipo tanto dentro como fuera de la escuela. Desde aquí agradezco el apoyo y consejos que recibí por parte de la escuela, de mis profesores, de mis compañeros y amigos, y en especial de mi familia, con los cuales nada de esto hubiera podido ser. Fueron muchas las experiencias vividas, las cuales cada una aportó un granito de arena a mi formación como clarinetista y como persona. En 1849, al convocarse oposiciones para proveer la plaza de profesor de clarinete del Real Conservatorio de Música y Declamación de Madrid, Carnicer fue el encargado de componer la pieza obligada de examen. El resultado fue esta Fantasía para clarinete obligado con acompañamiento de pianoforte, que sigue el molde habitual de una introducción lenta de carácter rapsódico seguida de un movimiento rápido en forma ternaria reexpositiva. La filiación estética del autor queda patente en el variado material temático, mientras que el destino de la obra condiciona el virtuosismo de la parte solista así como la parquedad del acompañamiento de  piano. Javier Olmeda posee un canal de vídeos al que podéis acceder desde esta url. https://www.youtube.com/user/javierclarinet
Feliz acueducto a tod@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se puede escribir cualquier comentario,con total libertad, sólo no se publicarán los que contengan palabras obscenas, insultos, etc.Espero que os animéis a dar "vida" al blog con esta nueva configuración, que hará el blog más dinámico y ameno.
Gracias.