martes, 28 de abril de 2015

Handy no escribió el concierto de clarinete.

Tengo la enorme satisfacción de tener entre los habituales del blog a Enrique.Hoy al  abrir el correo y ver que me había escrito sabía que el correo era para aclararme si era o no era el concierto de Handy. Efectivamente. Enrique es un hombre que además de gustarle el clarinete, que está estudiando actualmente, quiere y consigue saber mucho ,muchisimo del instrumento, de la música que se escribió para el mismo, y cómo  además sabe inglés nos ha proporcionado la información que podéis leer. Muchas gracias, porque sin tí este blog, estaría huérfano de asesoramiento. Muchas gracias también a un seguidor que imagino ha escrito los dos comentarios que figuran al pie.
Dice Enrique;
1) Dos de los libros de referencia sobre historia del clarinete ("The Clarinet" de Eric Hoeprich; "The Cambridge Companion to the Clarinet" de Colin Lawson) no lo mencionan. Un tercero ("The Clarinet in the Classical Period"de Albert R. Rice) lo hace para decir que la atribución no se sostiene (ver punto 3.) 2) Dieter Klöcker tenía una pésima reputación entre los musicólogos del siglo XVIII. En palabras de uno de los boletines académicos anglosajones mas difundidos, que habla de otro de los "descubrimientos" de Klöcker, y cito textualmente (traducido del inglés) "Dieter Klöcker es un maravilloso clarinetista, pero sus explicaciones frustrantes e inadecuadas no aclaran ninguna de las cuestiones esenciales... Klöcker es muy aficionado a atribuir obras con exiguas evidencias (como con los tres conciertos para clarinete de Haydn)". 3) La atribución de Klöcker desató una fuerte polémica en su día (hace unos 20 años). Al parecer, nunca dejaba revisar por musicólogos independientes los manuscritos originales que decía había descubierto. En el libro de Rice se cita a uno de los mayores expertos en Haydn, Georg Feder, autor del "The New Grove Haydn", y su negativa a aceptar la autoría después de fracasar en su intento de revisión. Una musicóloga y clarinetista americana, Ellsworth, analizó toda la polémica en el 2002 y llego a la misma conclusión: el título de su artículo fue muy significativo "Los conciertos de clarinete de Haydn: un caso de autoengaño". 4) Desde el punto de vista de un profano (o sea, yo mismo), Klöcker utilizó un "truco algo sucio" para dar verosimilitud ante los legos a las obras: asignarle el número "Hob.VII:deest" es como no decir nada. "Deest" viene del latín "de est", es decir, "no esta"y "Hob.VII" es donde Hoboken, en su catálogo de Haydn, agrupó los conciertos para instrumento solista. Así que "Hob.VII: deest" quiere, literalmente, "no está en el catálogo de Hoboken de conciertos para instrumento solista", lo que es obvio ya que nadie aceptó incluirlos. 5) Hoeprich en su libro menciona que Haydn nunca se sintió cómodo con el clarinete y no lo incorporó en ninguna de sus sinfonías hasta la 99, dos años después de la muerte de Mozart. Quedó bastante contrariado del resultado y luego lo utilizó con mucha cautela, y de forma muy convencional y limitada, en las cuatro siguientes. No es hasta los últimos oratorios, ya casi al final de su vida, ("La Creación" y "Las Estaciones") cuando el clarinete empieza a cobrar cierta relevancia. Con todo esto en la mano creo que, salvo Klöcker, nadie en los ambientes académicos musicales ha reconocido nunca esta obra como genuina de Haydn. Así que es normal que no hayas encontrado nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se puede escribir cualquier comentario,con total libertad, sólo no se publicarán los que contengan palabras obscenas, insultos, etc.Espero que os animéis a dar "vida" al blog con esta nueva configuración, que hará el blog más dinámico y ameno.
Gracias.