jueves, 11 de junio de 2015

Darius Milhaud: Sonata per oboe, flauto, clarinetto e pianoforte, Op.47 (1918)

En 1918, Milhaud escribió la Sonata para flauta, clarinete, oboe y piano, op. 47 (publicada por Durand) que constituye un verdadero cuarteto con protagonismo de vientos. Los signos de politonalidad son muy evidentes en esta obra. Sería erróneo no obstante juzgar el carácter de tal obra basándose en pasajes concretos fuera de su contexto. Se trata de una de las obras más personales de Milhaud, dominado por esta potencia impulsiva que es una de sus más fuertes características y que se atribuye a menudo a sus orígenes hebreos. La naturaleza apasionada del contenido es más importante que los métodos politonales que emplea para expresarlo. Presenta cuatro movimientos distintos. En el primero (Tranquilo), de bello lirismo pastoril, los vientos trazan líneas independientes sobre la base del piano, mientras que una animación polirrítmica se manifiesta en el centro de la pieza. Una flauta voluble lleva primeramente el segundo movimiento (Gozoso), antes de calmarse y pasar a cantar con gran pureza por encima de los otros instrumentos. Áspero y vehemente, el tercer movimiento — Arrebatado — introduce un contraste sobrecogedor: son explosiones, cohetes de los vientos en una ascensión irresistible sobre compactas armonías. Finalmente, el Doloroso conclusivo, sin duda el movimiento formalmente más logrado y el más cargado de emociones «como una marcha fúnebre en la que, sobre los acordes del piano, el clarinete expone un tema expresivo que será seguido por otro, largamente cantado por el oboe, mientras que, a veces, aún explotan movimientos de rebelión de los otros instrumentos hasta llegar a la sobria y severa conclusión» (Paul Collaer). F.-R. Tranchefort; Guía de la música de cámara, p. 920; Dirigida por Françoix-René Tranchefort; Alianza Diccionarios; Madrid 1995 C. Mason / rev.: E. Evans ; Dictionnaire encyclopédique de la musique de chambre, vol II, p. 958; Coordinada por W. W. Cobbett; Éditions Robert Laffont, S. A., Paris, 1999 Darius Milhaud Nacido en Marsella en el seno de una familia hebrea de Aix-en-Provence, comenzó a los siete años a estudiar violín con Leo Bruguier, que lo incorporó a su cuarteto de cuerda. Ingresó en el Conservatorio de París en 1909. Fue alumno de Berthelier (violín), X. Leroux (armonía), André Gedalge (contrapunto), Paul Dukas y Vincent d'Indy (dirección de orquesta) y Charles-Marie Widor (fuga). En 1910 escribió una ópera cómica basada en un libreto de Francis Jammes titulado Brebis égarée (oveja descarriada). Más adelante se vio atraído por la música de cámara. Su 1ª Sonata para violín y piano data de 1911 y su primer Cuarteto de cuerda fue escrito en 1912. Conoció al poeta Paul Claudel, del que musicó alguno de sus poemas. Entre sus amigos estaban Georges Auric y Arthur Honegger. En 1916 viaja a Brasil como secretario de Paul Claudel, entonces embajador. En este viaje Milhaud escribe las Saudades du Brazil, la suite para saxofón, Scaramouche, con su destacado tercer movimiento Brasileira, Le Bœuf sur le toit y el poema coreográfico L’Homme et son desir. En 1918 regresa a Francia y entabla amistad con Erik Satie y con los músicos del Grupo de los Seis. Durante los siguientes años la actividad creadora de Milhaud es incesante: cantatas, conciertos, canciones, obras corales se suceden en rápida cadencia. Se casó con su prima Madeleine, que a partir de 1937 sería su colaboradora en varias obras. Hizo numerosos viajes y ofreció conciertos en todos los países de Europa. En 1940 se trasladó a Estados Unidos al recibir el encargo de una sinfonía para la orquesta de Chicago. Allí permaneció hasta 1947 donde trabajó como profesor de composición en el Mills College de Oakland, California, donde tuvo como alumnos, entre otros, al músico de jazz Dave Brubeck y al compositor Robert Kurka (1921-1957). Abandonó este puesto para trabajar como profesor honorario de composición en el Conservatorio de París, donde tuvo como discípulos a Iannis Xenakis y a Karlheinz Stockhausen. En 1952 viajó a Israel, donde escribió parte de su ópera David. En 1965 su catálogo estaba integrado por 409 obras, pequeñas y grandes, escritas para todos los géneros musicales. De entre todas éstas destacan los ballets Le bœuf sur le toit (1920) y La Création du Monde (estrenado por los Ballets Suecos en 1923) y la pieza orquestal Suite provençale (1937). Entre las óperas compuestas por Milhaud destacan Esther de Carpentras, Op.89 (1925–1926 estrenada en 1937); Le pauvre matelot, Op.92 (1926), una 'complainte' en tres actos; tres Opéras-minutes de 1927 (L'enlèvement d'Europe, Op.94; L'abandon d'Ariane, Op.98 y Le délivrance de Thésée, Op.99), Christophe Colomb, Op.102; Bolivar, Op.236 (1943); David, Op.320 (1952–1953); y La mère coupable, Op.412 (1964–1965).
Feliz día a tod@s

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se puede escribir cualquier comentario,con total libertad, sólo no se publicarán los que contengan palabras obscenas, insultos, etc.Espero que os animéis a dar "vida" al blog con esta nueva configuración, que hará el blog más dinámico y ameno.
Gracias.